vamos por las 5,000 firmas!

¿Necesitamos Cambiar el Juego de la Minería para el Desarrollo? (2)

ENTREGA DOS ¿COMO ES EL JUEGO EXTRACTIVO ENTRE LA EMPRESA Y LA COMUNIDAD LOCAL?

Esta publicación presenta el Modelo Triangulo del Juego Extractivo para generar entendimiento y analizar la dinámica de las relaciones entre los principales actores que interactúan en el juego de la minería y presenta ideas para mejorar el juego extractivo y mejorar las relaciones entre diversos actores para lograr una minería responsable que contribuya al desarrollo sostenible. ESTA SERA PRESENTADA EN 4 ENTREGAS - ENTREGA NUMERO DOS (2)

Publicado: 2022-02-23

3.- ¿COMO ES EL JUEGO EXTRACTIVO ENTRE LA EMPRESA Y LA COMUNIDAD LOCAL?

3.1 RELACIÓN DE INTERDEPENDENCIA COMUNIDAD-EMPRESA

Un componente del modelo presentado es alimentado por el trabajo de los autores Walton, Cutcher-Gershenfeld y McKersie (1994) quienes explican que, en cuestión de relaciones de interdependencia o dependencia, las relaciones pueden caracterizarse como una “relación de cooperación y compromiso” o puede ser vista y tratada como una “relación de control y evitamiento”.

Una “relación de control y evitamiento” se caracteriza por estrategias para forzar relaciones. Se emplean tácticas distributivas durante las negociaciones como amenazas y exageraciones en las declaraciones. La gestión de diferencias internas en el otro lado es explotada para su propio beneficio. Respecto la influencia en las actitudes del grupo, se busca promover incertidumbre y una actitud negativa con respecto a las personas del otro lado. Se busca que la otra parte en la relación cumpla lo que debe cumplir y prefiere controlar o dominar a la otra parte.

Una “relación de cooperación” se caracteriza por estrategias para formar relaciones. Se emplean técnicas integrativas en las negociaciones como el intercambio de información para tomar decisiones informadas. La gestión de diferencias internas en el otro lado es abordada con la intensión de unificar para asegurar el cumplimiento de acuerdos. Respecto la influencia en las actitudes del grupo, se busca promover actitudes y relaciones positivas y desarrollar confianza entre las partes de ambos lados. Se busca que la otra parte en la relación realice lo que se comprometió a hacer porque está comprometido con el resultado acordado y prefiere que esta parte vea en su propio beneficio el cumplimiento de los acuerdos.

En este orden de ideas, la relación comunidad-empresa puede ser vista y tratada como una “relación de cooperación comunidad-empresa” o puede ser vista y tratada como una “relación de control y evitamiento comunidad-empresa”. Una “relación de control y evitamiento comunidad-empresa” se caracteriza por estrategias para forzar relaciones. Considerando la promoción de proyectos de desarrollo en el contexto de las relaciones con la comunidad, la empresa decide qué es lo más importante para la comunidad y no promueve una participación significativa de esta, se busca proyectos de desarrollo sin considerar si son producto de autodesarrollo o si son autosostenibles. No buscan informar a la otra parte y se preocupa por controlar y proteger información.

Una “relación de cooperación comunidad-empresa” se caracteriza por estrategias para formar relaciones. Considerando la promoción de proyectos de desarrollo en el contexto de las relaciones con la comunidad, la empresa busca la participación de la comunidad para decidir de manera conjunta lo que satisface a ambas partes, se busca proyectos de autodesarrollo que le de independencia a la comunidad. Busca informar a la otra parte.

El tipo de relación, ya sea una “relación de control y evitamiento comunidad-empresa” o una “relación de cooperación comunidad-empresa”, también modela actitudes y comportamientos, y refleja un enfoque o paradigma para la interacción entre empresa y comunidad. Existen dos diferentes enfoques y formas de abordar las interacciones y negociaciones entre actores. Existen las negociaciones basadas en posiciones y las negociaciones basadas en intereses (negociaciones con enfoque beneficios mutuos).

3.2 NEGOCIACIÓN: BASADA EN INTERESES O BASADA EN POSICIONES

Cuando las personas interactúan en realidad están negocian - en el sentido más amplio de la palabra – una negociación es cualquier interacción o dialogo con el objetivo de lograr algo. La teoría de las negociaciones divide dos enfoques generales a las negociaciones. Un tipo de negociación es la negociación basada en posiciones, otros nombres que reciben este enfoque a las negociaciones son negociación distributiva, adversarial o negociación suma cero. El otro tipo de negociación es la negociación basada en intereses, otros nombres que recibe este enfoque a las negociaciones son negociación colaborativa, integrativa o negociación beneficios mutuos.

Las negociaciones basadas en posiciones o negociación posicional se caracterizan por verse como una competencia donde unos ganan y otros pierden, también conocido como “negociación distributiva” o “negociación de suma cero”, estas se caracterizan por presentarse demandas, ofertas, y contrademandas. Se ve la negociación como un juego de extracción o intercambio de concesiones para distribuir valor y en el mejor de los casos llegar a un “punto medio” entre las posiciones extremas donde se empezó la negociación. Una característica de este enfoque a las negociaciones es que las partes protegen y no comparten información. Estas negociaciones son antagónicas y las partes se ven como enemigos de bandos opuestos donde uno trata de vencer al otro.

Por otro lado, las negociaciones basadas en intereses se caracterizan por verse como un proceso donde todos los involucrados pueden ganar, también conocido como negociación integrativa o suma de sinergias, estas se caracterizan por crearse las condiciones necesarias para un proceso colaborativo de solución conjunta de retos y desafíos. Se ve la negociación como un proceso donde las partes deben prepararse, generar y distribuir valor de manera eficiente, pensar en sorpresas predecibles y definir cómo abordar futuros retos y desafíos futuros, y definir mecanismos de seguimiento y monitoreo de acuerdos. Una característica de este enfoque a las negociaciones es que las partes comparten información a fin de tener claro que se está evaluando la misma información de manera conjunta a efectos de que ambas partes puedan tomar decisiones informadas. Estas negociaciones son colaborativas y las partes se ven como socios estratégicos donde ambos se ven lado a lado abordando el desafío de manera conjunta para tratar de vencer el reto que ambos tiene enfrente.

La gestión eficiente de negociaciones es la gestión eficiente de un proceso donde el objetivo es generar valor de manera conjunta y luego distribuir el valor generado de acuerdo a criterios objetivos que van más allá de la simple voluntad de las partes de manera tal que las partes sientan que ha sido un proceso justo donde ninguna parte sienta que se han aprovechado de uno, y un proceso que ha satisfecho sus intereses de manera más eficiente que las alternativas que se tenían fuera de la mesa de negociación.

En el contexto minero extractivo, las empresas que han obtenido concesiones mineras necesitan alcanzar un Acuerdo Previo con las poblaciones y comunidades locales para solicitar la autorización requerida legalmente para el inicio de actividades de exploración. Por lo general, este primer acercamiento y negociación con la comunidad local es muy transaccional, la empresa desea acceder a terrenos comunales para hacer cateo, prospección y exploración en sus varias etapas y para esto hacen entrega de un monto dinerario, o adquieren o alquilan los terrenos de la comunidad.

Otro momento de interacción importante entre empresa y comunidad es durante la elaboración de los instrumentos ambientales como los Estudios de Impacto Ambiental, esta interacción entre empresa y comunidad parece ser caracterizada por un enfoque legalista o una “relación de control y evitamiento comunidad-empresa”. Por lo general, la empresa sabe cumplir con una “lista de verificación” y debe realizar los talleres mínimos necesarios y hacer una audiencia pública con el propósito fundamental de cumplir con informar a la población para obtener la aprobación del gobierno para que se le autorice la realización de actividades. Estos mecanismos de información no facilitan una participación significativa de las comunidades por lo que ven limitada la posibilidad de ser escuchadas y que sus preocupaciones sean consideradas seriamente, es decir ven limitada su capacidad de incidir en los procesos de toma de decisiones que últimamente les podrán afectar de manera directa positiva o negativa. Un enfoque diferente de relacionamiento como “relación de cooperación comunidad-empresa” puede facilitar la elaboración de instrumentos ambientales que tengan mayor credibilidad y confianza de comunidades locales. Una posibilidad es elaborar Estudios de Impacto Ambiental con mayor participación de la población local utilizando procesos más colaborativos como el “proceso de búsqueda conjunta de información”.

Las normas legales referentes a los instrumentos ambientales, así como otras relativas a permisos y autorizaciones, en el sector minero contienen disposiciones de contenido y de procedimiento que intentan proteger a las personas y al mismo tiempo aseguras inversiones responsables. En este contexto, las empresas proponentes de proyectos de inversión minera quieren saber si efectivamente las normas existentes serán respetadas y si sus inversiones de tiempo y dinero valdrán el esfuerzo. De la misma manera, la población quiere saber que el futuro proyecto no será decidido sin darles una oportunidad justa de ser escuchados y que sus necesidades serán seria y adecuadamente consideradas.

La percepción de justicia depende de la perspectiva del actor interesado. Las normas y regulaciones del gobierno pueden ser vistas como que otorgan protección y empoderan a las personas para que tomen decisiones y asuman riesgos. Sin embargo, para que una decisión sea exitosa debe satisfacer los requerimientos legales del debido proceso, así como también, el sentido de justicia de la comunidad o población local. Si las decisiones no satisfacen ambos, los estándares legales y el sentido de justicia del debido proceso, pueden ser cuestionadas y su implementación limitada o bloqueada. Por lo general los cuestionamientos por el incumplimiento de un debido proceso tienen más probabilidades de éxito que los cuestionamientos sobre el contenido mismo de derechos.

Algunas acciones del gobierno o de las empresas pueden no violar el procedimiento legalmente establecido, pero pueden violar la noción de justicia de una comunidad. El debido proceso legal puede ser seguido, pero la población puede creer que el gobierno ha abusado de su discrecionalidad para aprobar o denegar un proyecto de inversión controvertido. En situaciones en que la noción de justicia, no el debido proceso legal, es violada, la cura es política, no judicial. Quienes se oponen a una decisión injusta pueden iniciar una campaña política para elegir a nuevos líderes. De cualquier manera, sea como fuere, el caso es que ambos son importantes componentes en controversias y conflictos vinculados a proyectos de inversión, tanto el debido proceso con sus requerimientos legales y como la expectativa pública o la expectativa de la población, los gobernados.

Esta distinción entre lo que es el debido proceso legal y lo que es un proceso justo es muy importante en decisiones controvertidas. Un proceso justo tiene mayores probabilidades de ser efectivo ante decisiones controvertidas que un proceso que cumple con los mínimos requerimientos legales. Si las partes o la población no se siente incluidas ni escuchada, muy probablemente la población alzará su voz de protesta y se opondrá a la decisión a través de cuestionamientos políticos o legales. En estas circunstancias, decisiones controvertidas puedan salirse de control a menos que el gobierno utilice procesos que satisfagan el sentido de justicia de las partes interesadas. Un proceso incorporando un enfoque a la interacción basado en intereses puede generar el espacio para generar este sentido de proceso justo y que dará legitimidad social. Por ejemplo, la búsqueda de la instalación de mesas de diálogo entre Estado, comunidad y empresa ante situaciones de conflictos es una cura es política que busca dar una solución a la falta de legitimidad social y dar el sentido de proceso justo.

4.- LAS CINCO EMOCIONES CLAVE DE INTERACCION ¿COMO ES LA INTERACCIÓN EMOCIONAL EN EL JUEGO EXTRACTIVO ENTRE LA EMPRESA Y LA COMUNIDAD LOCAL?

La interacción humana y la gestión de relaciones y negociaciones pueden ser analizadas con un mapa emocional para entender a las partes que interactúan, así como sus acciones y reacciones. El marco de entendimiento presentado por Fisher y Shapiro (2005) plantea cinco emociones clave que deben considerarse cuando se interactúa y se gestionan negociaciones y relaciones, este da una aproximación para entender la dimensión emocional de la interacción y la negociación.

• Aprecio. Las ideas, sentimientos y acciones son apreciadas, entendidas y valoradas o reconocidas como que tienen mérito. ¿Te sientes escuchado, entendido y valorado por tu punto de vista?

• Autonomía. El reconocimiento de que las personas son libres de afectar, influir y tomar decisiones. No se ejercita la imposición de uno sobre el otro. ¿Respetas mi libertad para tomar decisiones o de participar en la toma de decisiones que me pueden afectar o me vas a imponer tu decisión?

• Afiliación. Las partes se tratan como enemigos o como colegas, está relacionado al sentido de pertenencia e inclusión. ¿Me tratas como enemigo y me evitas o me tratas como colega? Cuando uno se siente excluido, los problemas pueden ocurrir. Uno debe tratar de desarrollar conexiones genuinas con el otro.

• Autoridad (Estatus). Apreciar el estatus de ambas partes conduce al respeto mutuo necesario para negociaciones exitosas. Autoridad de uno en cualquier tema. ¿Son tratados como inferiores o les dan el trato que se merecen? ¿sientes que tu estatus fue respetado en áreas o aspectos que debió ser respetado?

• Actividad (Significancia del Rol). Sus actividades en su trabajo y negociaciones son percibidas como significativas. ¿Te sientes satisfecho con las actividades que desempeñaste en tu rol? ¿Adoptaste algún rol temporalmente que sentiste útil y realizador? ¿Ampliaste el rol de los otros a través de o preguntándoles por su consejo o recomendaciones?

En el contexto del juego minero extractivo vale observar el panorama de la cultura profesional de los jugadores y como esta cultura impacta en la gestión de las relaciones y sus negociaciones. Por lo general, en el juego minero se tiene una significativa población profesional de ingenieros y geólogos, profesionales que han tenido poca exposición a información sobre el comportamiento humano, muchas decisiones y aproximaciones son definidas como en blanco o negro y muy pocas como zonas grises, muy a menudo son duros frente asuntos de personas y relaciones. Generalmente, el asunto de las emociones no es considerado y en consecuencia se actúa de una manera contraproducente, si en la interacción de las partes no se respetan las emociones del otro y si este siente que sus emociones no son respetadas ni consideradas, difícilmente se podrán construir relaciones positivas de confianza. Si los miembros de comunidades locales sienten que sus pensamientos, sentimientos y acciones no son apreciados, escuchados, entendidos, valorados o reconocidos como que tienen mérito, difícilmente se podrán construir relaciones positivas. Si los miembros de comunidades locales sienten que no son libres para influir y tomar decisiones, ni participar en la toma de decisiones que me puedan afectarlos o si sienten que las decisiones de otros son impuestas sobre ellos, difícilmente se podrán construir relaciones de confianza. Si los miembros de comunidades locales sienten que son excluidos y tratados como enemigos o se evita el trato directo con ellos, difícilmente se podrán desarrollar conexiones genuinas con el otro. Si los miembros de comunidades locales sienten que son tratados como inferiores o no se respetan sus estatus o conocimiento sobre áreas o aspectos que conocen, difícilmente se podrán construir relaciones positivas de largo plazo.

En la Escuela de Negociación de Harvard afirman que las interacciones personales y las negociaciones exitosas se basan en dos principios clave. Cuando uno negocia e interactúa con otro, uno debe ser duro con el problema y suave con la persona (y la relación). Ser suave con la relación significa actuar con respeto (aprecio, afiliación y estatus) y sin imposición hacia el otro (reconociendo autonomía), y comunicar sinceramente con entendimiento y reconociendo mérito en el pensamiento, razonamiento y sentimientos del otro.


Escrito por

Luis E. Ore Ibarra

Abogado Mediador Consultor Internacional en Negociaciones y Procesos de Consenso, Ex Presidente de la Sección Internacional de ACR (EE.UU.)


Publicado en

Inversión Sostenible

Tres miradas para solucionar los problemas y conflictos asociados al desarrollo.